Inicio

terapia-celular-paul-niehans1

Terapia celular antienvejecimiento

La aplicación de la terapia celular fue aplicada por primera vez por el doctor médico suizo Paul Niehans en el año 1931. Debido a los supuestos beneficios que se obtienen y a su alto costo, la terapia celular mediante inyecciones ha sido el secreto mejor guardado de celebridades durante mucho tiempo, celebridades que buscaban preservar su apariencia joven y prolongar la salud, excluyendo de esta forma a los que no podían permitirse el lujo de desembolsar importantes cantidades de dinero. Eisenhower, el primer ministro Winston Churchill, el General francés De Gaulle y el Papa Pío XII, entre otros, hicieron uso de la terapia celular de bóvidos para mantener el poder de concentración y su resistencia física.

Esta forma de terapia no plantea ningún problema bioético, pues las células empleadas provienen de embriones de animales o de la placenta de oveja o de cordero, que son liofilizados y preparados para ser aplicados en forma de inyecciones, cápsulas o incluso cremas cosméticas. Aquí el único debate abierto se presenta en dos frentes; el de los estudios e investigaciones con protocolos comprobados y contrastados, y el del coste económico. Sobre los estudios clínicos existe una controversia en muchos sectores de la medicina, los detractores señalan que los efectos de esta terapia son puramente placebo, pues la supuesta regeneración celular en humanos es imposible al no ser células compatibles, son “xenocélulas”, es decir, procedentes de animales y no de humanos. Sus defensores comentan que para su desarrollo utilizan también alta tecnología biológica y de esta forma han diseñado unos preparados que son “homólogos” y pueden absorberse por el organismo fácilmente para desencadenar su acción regeneradora.

Anuncios